A Rapper’s Delight: recuerdos de hip-hop salen a subasta

En la década de 1970, DJ Kool Herc y su hermana Cindy Campbell eran famosos por organizar fiestas en la sala de recreación de su rascacielos del Bronx en 1520 Sedgwick Avenue, que se conoció como el “lugar de nacimiento del hip-hop”.

Ahora, algunos de los discos de vinilo y tocadiscos originales de esos jams del vecindario, y otros recuerdos, se subastarán en línea en una venta organizada por Christie’s con Payal Arts International, una consultora.

La venta, del 4 al 18 de agosto, representa un mayor esfuerzo de Christie’s para llegar a una población más amplia de clientes y coleccionistas. Una exhibición de los más de 200 artículos incluidos en la venta estará abierta al público en las galerías del Christie’s Rockefeller Center del 5 al 12 de agosto, como parte del Mes del Reconocimiento del Hip-Hop en la ciudad de Nueva York.

.

“Durante demasiado tiempo, nuestro país se ha negado a celebrar las contribuciones de los estadounidenses negros en la medida en que se lo merece”, dijo en un comunicado Darius Himes, jefe internacional de fotografía de Christie’s. “El espíritu de las fiestas que organizaban Herc y Cindy siempre giraba en torno a la inclusión: personas de todas las razas y culturas de los numerosos vecindarios de Nueva York venían a escuchar la mejor música nueva a todo volumen en el famoso sistema de sonido de Herc.

“Desde las profundidades de Planet Rock, también conocido como el Bronx, llegó un fuego y una energía que primero cautivó a los 5 distritos y luego impregnó todas las facetas del mundo”, agregó Himes. “No hay un país hoy en día cuya juventud no haya sido influenciada por este movimiento. Y todo comenzó aquí, en la ciudad de Nueva York, por un afroamericano talentoso con muy pocos recursos”.

La venta incluirá bolas de discoteca, zapatos, sombreros, hebillas de cinturones y joyas de ese período pionero, así como Polaroids de Herc y amigos, y numerosos premios.

“En nuestras fiestas en la década de 1970 en Nueva York, se trataba de algo que era más grande que nosotros mismos”, dijo Herc, cuyo verdadero nombre es Clive Campbell, en un comunicado. “El hip-hop es tanto una historia de inmigrantes estadounidenses como una historia global: pertenece a todos. Y todavía podemos verlo y sentirlo hoy”.