Biden dice que está considerando buscar una exención del impuesto a la gasolina

REHOBOTH BEACH, Del. — El presidente Biden dijo el lunes que estaba considerando buscar una exención del impuesto a la gasolina para aliviar los altos precios del combustible, un dilema político importante para la Casa Blanca en su lucha por abordar la inflación récord.

“Espero tener una decisión basada en los datos que estoy buscando para el final de la semana”, dijo el presidente a los periodistas en Delaware.

Suspender el impuesto a la gasolina, que es de 18,4 centavos por galón, requeriría la acción del Congreso. En febrero, cuando los legisladores demócratas exploraron la idea, el senador Mitch McConnell de Kentucky, el líder republicano, la descartó como un truco.

El promedio nacional de gasolina regular fue de $4.98 por galón el lunes, según AAA, luego de superar los $5 este mes. Los precios del petróleo y el combustible refinado han subido a sus niveles más altos en 14 años, en gran parte debido a la invasión de Ucrania por parte de Rusia y las sanciones resultantes, así como a un repunte en el uso de energía a medida que la economía se recupera de la pandemia de coronavirus.

La Casa Blanca y los demócratas del Congreso han discutido una exención fiscal nacional de la gasolina como una de las pocas opciones para reducir los precios, ya que los factores externos han sido los principales impulsores del aumento de los precios. El alto costo de la gasolina se perfila como una responsabilidad importante para Biden y los legisladores demócratas a medida que se acercan las elecciones de mitad de período.

Cuando los precios de la gasolina subieron en marzo, la Casa Blanca recurrió a la Reserva Estratégica de Petróleo y ordenó la liberación de hasta un millón de barriles de petróleo por día durante 180 días con la esperanza de satisfacer la demanda. El efecto general ha sido limitado y los precios de la gasolina se mantienen cerca de máximos históricos.

Biden dijo el lunes que su equipo planeaba reunirse esta semana con los directores ejecutivos de las principales compañías petroleras. Reprendió a algunas de las compañías petroleras más grandes la semana pasada por especular mientras los consumidores estadounidenses soportaban precios altos.