Boris Johnson realiza una segunda visita sorpresa a Kyiv

LONDRES (AP) — El primer ministro británico, Boris Johnson, realizó el viernes una segunda visita sorpresa a la capital de Ucrania, Kyiv, y ofreció un programa de capacitación para las fuerzas armadas del país en una nueva muestra de apoyo al gobierno de Ucrania apenas un día después de que líderes europeos clave hicieran un viaje parecido.

Durante la visita, Johnson prometió un nuevo paquete de ayuda con el potencial de entrenar hasta 10.000 soldados cada 120 días y proporcionar la “resistencia estratégica” necesaria para expulsar a las fuerzas rusas.

Gran Bretaña ya ha brindado un amplio apoyo militar a Ucrania. En una conferencia de prensa, Johnson dijo que Gran Bretaña ayudaría al ejército ucraniano a “hacer lo que creo que los ucranianos anhelan hacer y es expulsar al agresor de Ucrania”.

Johnson dijo que cada soldado ucraniano pasaría tres semanas en un curso que brindaría capacitación en habilidades de combate de primera línea, técnicas médicas, seguridad cibernética y tácticas para contrarrestar explosivos.

Los dos líderes también discutieron cómo Gran Bretaña podría ayudar a poner fin al bloqueo naval ruso que impide la exportación de granos, dijo Downing Street, sin proporcionar más detalles. Ha habido especulaciones de que Gran Bretaña podría proporcionar barcos, aunque hasta ahora el gobierno dice que no ha tomado ninguna decisión.

Después de haber sobrevivido recientemente a una moción de censura entre sus propios legisladores, Johnson podría esperar que una visita a Kyiv pueda impulsar su propia popularidad después de más titulares de malas noticias esta semana.

Johnson, quien ha sido uno de los partidarios más volubles del gobierno ucraniano en el mundo, ha cultivado fuertes lazos con el presidente del país, Volodymyr Zelensky, y lo visitó en abril.

Aunque no fue el primer líder extranjero en hacer el viaje a Ucrania después de la invasión rusa, fue uno de los primeros y recibió una cálida recepción en Kyiv en un viaje que se consideró un éxito diplomático.

El gobierno de Johnson ha ofrecido armas y apoyo diplomático a Ucrania, y el gobierno ruso lo ha señalado como hostil a Moscú. Dentro de Ucrania, el incansable apoyo del primer ministro al esfuerzo bélico lo ha convertido en una especie de héroe popular en contraste con su posición en el país, donde ha estado luchando por la supervivencia política. (Una calle en Odesa y una pastelería especial en Kyiv llevan su nombre).

La visita del Sr. Johnson sigue a la del presidente Emmanuel Macron de Francia, el canciller Olaf Scholz de Alemania y el primer ministro Mario Draghi de Italia. Ofrecieron su apoyo para que Ucrania se convierta en candidata a miembro de la Unión Europea, tema que será considerado por los 27 líderes del bloque la próxima semana. Refiriéndose a una decisión de la Comisión Europea el viernes de recomendar la aprobación de ese paso, Zelensky lo describió como un “momento histórico” para su país.

Gran Bretaña abandonó la Unión Europea, por lo que su asistencia a Zelensky se centra más en el suministro de armamento y otro tipo de apoyo.

Aunque la visita del Sr. Johnson fue una sorpresa, los rumores comenzaron a extenderse cuando canceló inesperadamente un discurso potencialmente más tenso con algunos de sus propios legisladores, una minoría significativa de los cuales la semana pasada intentó sin éxito expulsarlo, sin dar una razón.