Cómo las actualizaciones en iOS 16 y Android 13 cambiarán su teléfono

CUPERTINO, Calif. — Todos los años, en esta época, nuestros teléfonos inteligentes se convierten en un recordatorio para estar siempre listos para el cambio.

Eso se debe a que Apple y Google anuncian actualizaciones de los sistemas operativos que alimentan nuestros teléfonos iPhone y Android. Pronto, el software que hace que los dispositivos funcionen tendrá ajustes de diseño y nuevas características; en otras palabras, nuevas cosas para aprender.

El lunes, Apple presentó iOS 16, la próxima versión de su sistema operativo para iPhone. Incluirá nuevas funciones como una pantalla de bloqueo rediseñada y la capacidad de editar mensajes de texto. El mes pasado, Google presentó Android 13, que presenta una aplicación de billetera optimizada para almacenar tarjetas de crédito y documentos importantes como registros de vacunas. Ambas compañías también dijeron que estaban mejorando sus aplicaciones para enviar mensajes de texto.

Los nuevos sistemas operativos iPhone y Android llegarán a nuestros teléfonos como actualizaciones gratuitas este otoño.

Apple y Google a menudo acompañan estas actualizaciones de software con lenguaje y promesas pomposas. “Hoy vamos a impulsar nuestras plataformas más que nunca”, dijo Timothy D. Cook, director ejecutivo de Apple, en un video pregrabado para el evento que anuncia el nuevo software.

Pero en realidad, muchos de los cambios, especialmente la capacidad de editar un texto de forma retroactiva, son mejoras incrementales que se sienten como si hubieran ocurrido hace mucho tiempo. Aquí están las actualizaciones más notables que debe buscar.

Apple dijo que estaba haciendo un cambio en lo primero que alguien ve cuando usa un iPhone: la pantalla de bloqueo.

En el pasado, las personas solo podían modificar el fondo de pantalla en sus pantallas de bloqueo. Pero con iOS 16, los usuarios de iPhone pueden personalizar la pantalla de bloqueo eligiendo entre diferentes fuentes y colores para el reloj. Las personas también podrán anclar “widgets”, que son esencialmente accesos directos a aplicaciones como el calendario del teléfono y el rastreador de datos de actividad física, en la pantalla de bloqueo.

Estas personalizaciones podrían ayudarnos a adaptar nuestros teléfonos a nuestro estilo de vida. Considere que el nuevo software le permitirá a un usuario de iPhone crear una cantidad de pantallas de bloqueo personalizadas para diferentes escenarios.

Por ejemplo, una pantalla de bloqueo dedicada al trabajo podría mostrar un fondo de pantalla del edificio de su oficina y contener un widget de calendario con su próxima reunión. Una pantalla de bloqueo para el tiempo personal podría mostrar un fondo de pantalla de su perro y un widget de ejercicio. La idea es que las personas puedan cambiar entre las pantallas de bloqueo para adaptarse mejor a sus necesidades a lo largo del día.

La pandemia aceleró el uso de compras móviles ya que muchas personas cambiaron a pagos digitales sin contacto para evitar tocar efectivo. Apple ha tenido una sólida oferta de pagos electrónicos durante más de cinco años con su software Wallet para iPhone, que permite a las personas realizar compras con tarjeta de crédito y llevar documentos importantes como tarjetas de embarque y datos de salud.

Google, que ha tenido problemas para comercializar su tecnología de pagos móviles, aprovechó la oportunidad el mes pasado para profundizar más en los pagos con Android 13. Durante años, su sistema Google Pay estuvo muy rezagado con respecto al sistema de pagos de Apple porque pocos usuarios de Android sabían cómo usar la tecnología.

El mes pasado, Google renombró su aplicación de pagos digitales Google Wallet. La empresa simplificó la tecnología al incorporar un acceso directo a la billetera en la pantalla de bloqueo de Android. También planea expandir el software más allá de las tarjetas de crédito, para incluir documentos como tarjetas de embarque, boletos de cine y prueba de vacunación contra el covid-19.

Cualquiera que haya enviado mensajes de texto con un teléfono está familiarizado con la brecha digital entre la llamada burbuja verde y la burbuja azul.

Cuando se envía un mensaje de texto desde un teléfono Android, aparece como una burbuja verde en la pantalla del destinatario, con imágenes y videos a menudo pixelados y distorsionados. Esto se debe a que se envía un mensaje de burbuja verde a través de la red del operador telefónico, lo que degrada automáticamente la calidad de la imagen.

Por el contrario, los mensajes de burbuja azul enviados entre usuarios de iPhone pasan por iMessage, el servicio de mensajería patentado de Apple, que mantiene un aspecto de alta calidad para fotos y videos.

Con Android 13, Google está tratando de crear su propia experiencia de burbuja azul. La compañía está incorporando a su aplicación de mensajería una tecnología llamada Rich Communication Services, que puede enviar imágenes de alta resolución y archivos de gran tamaño. También permitirá a las personas crear conversaciones grupales, como la mayoría de las aplicaciones de mensajería modernas.

Mientras tanto, Apple está realizando cambios en iMessage para que los usuarios de iPhone puedan editar o recuperar mensajes después de enviarlos. La edición retroactiva de mensajes, que nos ahorraría la vergüenza de errores tipográficos extraños o el texto de bolsillo accidental, ha sido una función que la gente ha querido durante años.

En estos días, ninguna actualización de software estaría completa sin que una gran empresa de tecnología proclame que se preocupa por nuestra privacidad. Esto se debe a que las empresas de tecnología quieren que los usuarios se sientan seguros al compartir datos personales, especialmente porque los reguladores europeos y otros han tomado medidas enérgicas contra ellos por el tema.

Entonces, naturalmente, Apple y Google dijeron que estaban ofreciendo más protecciones a los datos de los usuarios en sus próximos sistemas operativos.

Apple, que ha permitido durante mucho tiempo a los usuarios de iPhone dar a los miembros de la familia y parejas románticas acceso permanente a sus datos de ubicación, dijo que proporcionaría controles más profundos para compartir dichos datos en caso de que una relación íntima salga mal. Su nueva función de software, Safety Check, permitirá a las personas revisar y revocar rápidamente el acceso a dichos datos para que puedan proteger su información de los abusadores.

Google dijo que les daría a los usuarios más control sobre qué datos se comparten con aplicaciones de terceros. En la próxima versión de Android, las personas también podrán dar acceso a las aplicaciones solo a ciertas fotos en lugar de a todo el carrete de la cámara, una medida de protección contra las aplicaciones maliciosas que se disfrazan como software de edición de fotos.

Si muchos de estos ajustes se sienten retrasados, es porque lo están. Así como las actualizaciones de hardware de los teléfonos inteligentes se han vuelto cada vez más incrementales, el software también avanza poco a poco para mejorar, pero de manera normal.