El jefe de derechos humanos de la ONU decide no buscar un segundo mandato

GINEBRA (AP) — La principal funcionaria de derechos humanos de las Naciones Unidas anunció el lunes que dejará el cargo cuando expire su mandato a fines de agosto, menos de un mes después de una visita a China que provocó duras críticas de grupos de derechos humanos.

Michelle Bachelet, la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, reveló su decisión al final de una declaración de apertura de una sesión del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra que, según dijo, sería la última.

La Sra. Bachelet, una expresidenta de Chile que asumió el cargo de las Naciones Unidas en 2018, no había advertido que tenía la intención de renunciar. Después de dirigirse al consejo, dijo a los periodistas que le había informado al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, hace dos meses que quería regresar con su familia en Chile y que no buscaría un segundo mandato.

Recientemente había sido criticada por grupos de derechos indignados por su visita a China en mayo, la primera de un jefe de derechos humanos de la ONU en 17 años. Los críticos dijeron que la visita le dio un golpe de propaganda a Beijing al evitar cualquier censura pública de su encarcelamiento masivo de musulmanes en Xinjiang y la represión de activistas, abogados y periodistas en China.

“No hubo una condena de Madame Bachelet ni remotamente proporcional a la gravedad de las atrocidades que se están cometiendo en Xinjiang”, dijo a los periodistas Kenneth Roth, director de Human Rights Watch, antes de la sesión del consejo. “Ella renunció a su arma más poderosa por un diálogo de trastienda que no tendrá sentido”.

La Sra. Bachelet le dijo al Consejo de Derechos Humanos el lunes que había expresado su preocupación durante su visita sobre el trato de China a los uigures y otros musulmanes en Xinjiang, así como las políticas de Beijing en el Tíbet y Hong Kong. También dijo que estaba comprometida con la publicación de un informe largamente esperado sobre las acciones de China en Xinjiang.

El informe, que ha estado pendiente de publicación desde el año pasado, se está actualizando, dijo la Sra. Bachelet al consejo. Ella le dijo a los periodistas que lo publicaría antes de dejar el cargo.

La oficina de derechos humanos de las Naciones Unidas continuaría abordando el tema en una nueva reunión anual con altos funcionarios chinos, dijo Bachelet, destacando lo que dijo que era uno de los logros de su visita y su política de compromiso discreto con Beijing.

Su informe al Consejo de Derechos Humanos el lunes, que revisó los desarrollos globales, expresó preocupaciones con una amplia gama de países.

Señaló los horrores y la destrucción de la guerra en Ucrania, dijo que dejaría cicatrices en su población durante generaciones, y dijo que la represión de Moscú contra los rusos que protestaban contra la guerra en Ucrania era “preocupante”.

Las leyes restrictivas sobre el aborto representan una amenaza para los derechos humanos, dijo, señalando a Estados Unidos entre otros países. Las enmiendas propuestas por el gobierno británico a la ley de derechos humanos de Gran Bretaña, descrita por la Sra. Bachelet como una de sus leyes de derechos humanos más importantes, corren el riesgo de limitar el acceso de los ciudadanos a la justicia, dijo.

La Sra. Bachelet también dijo que Israel debería abrir una investigación penal sobre la muerte de la periodista palestino-estadounidense Shireen Abu Akleh. La Autoridad Palestina dice que un soldado israelí le disparó; Israel dice que todavía está investigando su muerte.

La Sra. Bachelet dijo que la muerte de la Sra. Akleh destacó los asesinatos y lesiones de palestinos por parte de las fuerzas israelíes, y advirtió que el “clima de impunidad prevaleciente” estaba avivando la violencia.