Exabogado de Apple se declara culpable de tráfico de información privilegiada

Un exabogado sénior de Apple que hizo cumplir sus políticas de tráfico de información privilegiada se declaró culpable el jueves de perpetrar un esquema de tráfico de información privilegiada, que según los fiscales había implicado realizar transacciones de acciones antes de que la compañía anunciara que no cumplió con las expectativas de ventas del iPhone.

En 2019, el Departamento de Justicia acusó a Gene Levoff, quien fue director sénior de derecho corporativo en Apple hasta que fue despedido a fines de 2018, por usar información no pública sobre los resultados financieros de Apple que lo ayudaron a evitar pérdidas y cobrar ganancias mientras realizaba transacciones ilegalmente antes de la informes de ganancias de la empresa.

Entre 2011 y 2016, Levoff evitó pérdidas de $377,000 antes de que Apple publicara malas noticias sobre su negocio de iPhone y obtuvo ganancias de más de $220,000 antes de publicar buenas noticias, según documentos presentados en el Tribunal de Distrito de EE. UU. en Newark. Las transacciones violaron los “períodos de bloqueo” trimestrales, que prohíben el comercio por parte de personas con acceso a información material no pública.

En un ejemplo de 2015, Levoff vendió $10 millones en acciones de Apple antes de que la compañía informara que no cumpliría con las estimaciones de ventas de unidades del iPhone de los analistas, lo que lo ayudó a evitar pérdidas cuando las acciones cayeron un 4 por ciento debido a los decepcionantes resultados trimestrales.

En varias ocasiones, Levoff realizó los intercambios después de enviar un correo electrónico a los empleados de Apple diciendo que dichos intercambios están restringidos, según la denuncia inicial. La política de uso de información privilegiada de Apple decía que cualquier persona con información material no pública sobre la compañía no podía comerciar hasta 60 horas después de que se anunciara esa información.

“Este acusado aprovechó su posición dentro de una empresa estrictamente para obtener ganancias financieras que de otro modo no habría obtenido”, dijo Terence Reilly, agente especial interino del FBI para la oficina de Newark, que dirigió la investigación. “Eso se llama ‘jugar con el sistema’”.

El abogado de Levoff se negó a comentar. Apple no respondió a una solicitud de comentarios.

En 2020, el equipo legal del Sr. Levoff presentó una moción para desestimar el caso, argumentando que la denuncia era inconstitucional porque no existía ninguna ley contra el tráfico de información privilegiada. Pero el juez William Martini rechazó la moción y dijo que el argumento era “incorrecto” y que el Congreso aprobó leyes para garantizar “mercados justos y honestos”.

Antes de ser despedido, Levoff informó al consejo general de Apple. Formó parte del comité de divulgación de la empresa, un grupo que ayudó a preparar a Tim Cook, director ejecutivo de Apple, ya Luca Maestri, su director financiero, antes de las divulgaciones trimestrales a los inversores.

Los cargos de fraude de valores en la declaración de culpabilidad del Sr. Levoff conllevan una pena máxima de 20 años y una multa de $5 millones. La sentencia está programada para el 10 de noviembre.

Aún está pendiente una demanda por separado de la Comisión de Bolsa y Valores. La agencia buscaba un fallo que obligara al Sr. Levoff a reembolsar sus ganancias de las transacciones.