Florida no ordenó dosis de vacunas para los niños más pequeños, dice el estado

Florida no ordenó por adelantado ninguna dosis de vacunas contra el coronavirus para niños muy pequeños del gobierno federal, dijeron funcionarios estatales el jueves, argumentando que el estado no tenía necesidad de involucrarse en lo que llamaron un “proceso complicado de distribución de vacunas”.

No quedó claro de inmediato cuánto impediría la decisión de Florida la distribución de las vacunas en el estado en los próximos días.

El Departamento de Salud de Florida dijo en un comunicado que no realizó un pedido anticipado de vacunas pediátricas en parte porque “el gobierno federal tiene un historial de desarrollo de políticas contra el covid-19 inconsistentes e insostenibles”.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, dijo en una conferencia de prensa el jueves que Florida era el único estado que se abstuvo de ordenar por adelantado las vacunas pediátricas. Otros estados han pedido millones de dosis, que podrían estar disponibles para su uso la próxima semana. La fecha límite para los pedidos anticipados era el martes, según un portavoz del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Un panel asesor de expertos establecido por la Administración de Alimentos y Medicamentos votó unánimemente el miércoles para recomendar autorizar el uso de la vacuna Moderna para niños de 6 meses a 5 años, y la vacuna Pfizer-BioNTech para niños de 6 meses a 4 años. Se espera que la agencia y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades actúen al respecto en los próximos días.

En su declaración del jueves, el Departamento de Salud de Florida dijo que los médicos podrían ordenar las vacunas si fuera necesario. Pero la Sra. Jean-Pierre dijo que el hecho de que el estado no haya presentado un pedido anticipado significa que los pediatras en Florida “no tendrán acceso inmediato a las vacunas”.

Michael Ganio, director senior de práctica y calidad farmacéutica de la Sociedad Estadounidense de Farmacéuticos del Sistema de Salud, dijo que si el estado no ordena las dosis, los proveedores en Florida no podrán obtenerlas a través de los canales estatales. Algunos pueden pedirlos directamente al gobierno federal.

Las farmacias inscritas en un programa federal han podido hacer eso, al igual que las clínicas de salud comunitarias con apoyo federal. Los funcionarios de la administración de Biden estaban buscando formas de distribuir dosis a otros proveedores en Florida si el estado continuaba resistiéndose a ordenar por su cuenta, según funcionarios de la administración que no estaban autorizados a discutir la planificación públicamente. Un vocero de CVS Health, una de las cadenas de farmacias más grandes del país, dijo el jueves que la compañía ordenaría dosis para sus tiendas al gobierno federal.

Las familias podrán consultar los sitios web de las farmacias para verificar el inventario, así como vacunas.gov, un sitio federal que rastrea la disponibilidad. A medida que las dosis se envían y se dirigen a las farmacias y otros sitios, el sitio federal se actualizará gradualmente para mostrar dónde están, dijo un funcionario.

El Departamento de Salud de Florida está dirigido por el cirujano general del estado, el Dr. Joseph A. Ladapo, quien fue designado por el gobernador republicano Ron DeSantis en septiembre de 2021. El Dr. Ladapo ha expresado con frecuencia su escepticismo sobre las vacunas contra el coronavirus, se ha opuesto firmemente mandatos y cierres, y ha hecho una serie de afirmaciones falsas o engañosas sobre el coronavirus, incluido que las máscaras faciales no detienen su propagación y que las infecciones que causa son menos mortales que las de la influenza.

El departamento dijo en su declaración que optó por no participar en la distribución de dosis de vacunas pediátricas porque no cree que los niños sanos deban recibir las vacunas. Esa postura, que el departamento ha tomado desde marzo, contradice la guía de los CDC, que ha instado a los padres a vacunar a sus hijos elegibles, independientemente de si están sanos o tienen condiciones médicas que los hacen especialmente vulnerables. Los niños mayores de 5 años ya son elegibles.

El Sr. DeSantis dijo en una conferencia de prensa el jueves que no habría ningún programa dirigido por el estado en Florida para vacunar a los niños pequeños y que, si bien los padres eran libres de elegir, el estado recomendó no vacunarlos.