Lego planea construir una fábrica en Virginia

Con la esperanza de acortar la cadena de suministro de sus populares juegos de construcción, el fabricante de juguetes Lego dijo el miércoles que planeaba invertir mil millones de dólares en una nueva fábrica en el condado de Chesterfield, Virginia.

Se espera que la planta de 1,7 millones de pies cuadrados, programada para comenzar a producir ladrillos de plástico para la segunda mitad de 2025, cree más de 1,760 empleos en 10 años, dijo Lego en un comunicado.

El sitio en Virginia fue elegido en parte por su acceso a las redes de transporte del país, dijo Niels B. Christiansen, director ejecutivo de Lego Group, en el comunicado. “Estamos ansiosos por fabricar ladrillos de Lego en los EE. UU., uno de nuestros mercados más grandes”, agregó.

La fábrica de Virginia será la séptima de Lego en el mundo y la segunda en las Américas. Lego también dijo que planeaba expandir su sitio en Monterrey, en el noreste de México, que fabrica productos principalmente para el mercado estadounidense. En diciembre, la empresa anunció planes para construir una fábrica en Vietnam.

“Nuestras fábricas están ubicadas cerca de nuestros mercados más grandes, lo que acorta la distancia que deben recorrer nuestros productos”, dijo Carsten Rasmussen, director de operaciones de la compañía, en el comunicado.

La empresa tiene grandes ambiciones de sostenibilidad para la planta, que será neutra en carbono, gracias a un parque solar que Lego planea construir en el lugar. Cuando estén terminadas, las instalaciones solares generarán casi toda la energía necesaria para operar la planta, dijo la compañía.

Lego, con sede en Billund, Dinamarca, registró grandes ganancias durante la pandemia, ya que los consumidores recurrieron a sus juegos de construcción para entretenerse durante y después de los confinamientos. En marzo, informó que sus ingresos aumentaron un 27 por ciento en 2021 a $ 55,3 mil millones de coronas danesas, o alrededor de $ 8,06 mil millones, frente a $ 43,7 mil millones de coronas danesas, o alrededor de $ 6,36 mil millones, el año anterior.

La compañía emplea a unas 2600 personas en los Estados Unidos, incluso en su sede estadounidense en Enfield, Connecticut, el hogar de la primera fábrica de Lego en los Estados Unidos, que produjo más de 100 000 juegos por día antes de cerrar en 2007.