Panel del 6 de enero dice que marchante del Capitolio estuvo de gira con congresista republicano

WASHINGTON — Un hombre que recorrió el complejo del Capitolio con un legislador republicano el día anterior al ataque del 6 de enero de 2021, luego marchó hacia el edificio mientras amenazaba a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y a otros demócratas prominentes, dijo el miércoles el comité de la Cámara que investiga el ataque. .

El panel publicó un video de vigilancia de un recorrido por partes del complejo del Capitolio realizado por el representante Barry Loudermilk, republicano de Georgia, un día antes de la violencia. Durante el recorrido, que duró varias horas, a pesar de que el complejo estaba cerrado al público en ese momento, se lo ve con el grupo entrando en tres edificios de oficinas diferentes y acercándose a las entradas de los túneles que conducen al Capitolio.

Las personas en el recorrido fotografiaron y registraron áreas del complejo que “normalmente no son de interés para los turistas, incluidos los pasillos, las escaleras y los puntos de control de seguridad”, dijo el comité.

El video que publicó el comité también presenta imágenes aparentemente tomadas por una persona que marcha hacia el Capitolio el 6 de enero, y se puede escuchar decir: “No hay escapatoria, Pelosi, Schumer, Nadler. Vamos por ti.

Un asistente del comité dijo que los investigadores se habían enterado de que la voz era la del hombre visto en las imágenes de vigilancia del recorrido de Loudermilk tomando una fotografía de una escalera en el complejo del Capitolio.

“El comportamiento de estas personas durante la gira del 5 de enero de 2021 genera preocupaciones sobre su actividad e intención dentro del complejo del Capitolio”, escribió el representante Bennie Thompson, demócrata de Mississippi y presidente del comité, en una carta al Sr. Loudermilk. , buscando por segunda vez entrevistarlo.

El video aborda una acusación que algunos demócratas formularon inmediatamente después del asalto al Capitolio y que el comité de la Cámara de Representantes que lo investiga ha insinuado desde entonces: que los miembros republicanos del Congreso efectivamente hicieron posible que algunos de los alborotadores estudiaran el diseño del complejo antes de su violento alboroto.

La Policía del Capitolio investigó esos reclamos y el lunes, la fuerza publicó una carta en la que su jefe dijo que la gira de Loudermilk parecía ser inocua.

En una declaración el miércoles, Loudermilk dijo que el comité estaba participando en una campaña de desprestigio en su contra, lo que provocó que su familia y su personal recibieran amenazas de muerte.

“Como confirmó la Policía del Capitolio, nada sobre esta visita a los electores fue sospechoso”, escribió. “Las imágenes muestran a niños sosteniendo bolsas de la tienda de regalos House, que estaba abierta a los visitantes, y tomando fotografías del tren Rayburn”.

Pero el comité dijo que varias personas que participaron en la gira de Loudermilk asistieron al mitin del presidente Donald J. Trump en Ellipse la mañana del 6 de enero.

Se escucha al hombre que aparece en el video amenazar a los principales demócratas, incluido el senador Chuck Schumer, el líder de la mayoría, y los representantes Jerrold Nadler y Alexandria Ocasio-Cortez, todos de Nueva York.

“Vamos como blanco sobre arroz para Pelosi, Nadler, Schumer, incluso usted, AOC”, dice mientras registra la multitud pro-Trump que se acerca al Capitolio. “Vamos a sacarte y tirarte de los pelos”.

“Cuando termine contigo, vas a necesitar un brillo encima de esa cabeza calva”, agrega.

Anteriormente en el video, camina junto a un segundo hombre que lleva un asta de bandera con un extremo afilado y dice: “Es para cierta persona”, mientras hace un movimiento punzante.

No afirmaron directamente que cualquiera de las personas escoltadas por Loudermilk hubiera atacado más tarde el Capitolio. Pero sugirieron que tenían pruebas de que había guiado a los visitantes por el complejo. Escribieron que su revisión contradecía las negaciones de los republicanos de que las imágenes de las cámaras de seguridad de circuito cerrado mostraban que no se habían realizado tales recorridos.

El jefe de administración dijo que la Policía del Capitolio revisó las imágenes de vigilancia del complejo el 5 de enero y observó al Sr. Loudermilk dirigiendo un recorrido de unas 15 personas, que visitaron el edificio de oficinas Rayburn House y el edificio de oficinas Cannon House.

Su carta describió la gira como una “visita de los electores” y señaló que el grupo no ingresó al Capitolio ni a su sistema de túneles.

Los recorridos por el Capitolio estaban limitados en ese momento debido a las restricciones de la pandemia.

En una declaración el mes pasado, Loudermilk admitió que había llevado a los electores a partes del complejo del Capitolio, aunque no al Capitolio en sí, el día antes de los disturbios, pero dijo que la visita fue inofensiva.

“Una familia constituyente con niños pequeños que se reúne con su miembro del Congreso en los edificios de oficinas de la Cámara de Representantes no es un grupo sospechoso ni una ‘gira de reconocimiento’”, escribió Loudermilk, y agregó: “Ningún lugar al que fue la familia el día 5 fue violado el el 6, la familia no ingresó a los terrenos del Capitolio el 6, y nadie en esa familia ha sido investigado o acusado en relación con el 6 de enero”.

Poco después de los disturbios, más de 30 demócratas se unieron al Representante Mikie Sherrill de Nueva Jersey para solicitar una investigación por parte de los principales funcionarios de seguridad del Capitolio y la Policía del Capitolio sobre lo que Sherrill llamó “comportamiento sospechoso” y el acceso otorgado a los visitantes al complejo del Capitolio el día antes del motín.

La Sra. Sherrill dijo que conocía a miembros del Congreso que habían realizado recorridos de “reconocimiento” antes del ataque. Los republicanos negaron con vehemencia las acusaciones.

El Sr. Loudermilk, en particular, denunció los cargos y se unió a una denuncia de ética contra los demócratas que los formularon.