Una receta de ensalada de patata vegana en la que puedes quedarte

Cremosa, ácida, dulce y sabrosa, una ensalada de papas aderezada con mayonesa es el corazón que complace a la multitud de innumerables comidas al aire libre y picnics estadounidenses, siempre que se asegure de mantenerla alejada del sol.

Pero, ¿y si tu público no se encuentra entre la legión de amantes de la mayonesa? ¡Abundan las opciones alternativas! La ensalada de papa, de una forma u otra, ha existido durante siglos, pero solo desde la década de 1920, la mayonesa en frasco ha sido el ingrediente definitorio en su aderezo.

La belleza de la ensalada de papa es que puedes usar prácticamente cualquier tipo de aderezo, salsa o salsa para prepararla. Si te encanta con verduras, almidones, proteínas, tus dedos, probablemente sabrá igual de bien mezclado con trozos calientes de patata aterciopelada. Tal vez incluso mejor. El aderezo de tocino caliente, el pesto de hierbas y el yogur con ajo hacen fantásticas ensaladas de papa, sin un frasco de mayonesa a la vista.

Para esta versión, quería crear algo que fuera tan cremoso como la mayonesa, pero apto para veganos y capaz de sentarse afuera durante horas sin que nadie se pusiera ansioso.

La clave es el tahini.

Cuando se sazona con limón y ajo y se bate con agua helada, el tahini pasa de ser pegajoso y aceitoso a pálido, espeso y emulsionado con un sabor brillante y picante que también es rico y terroso.

Conseguir la textura adecuada no es necesariamente intuitivo. Cuanta más agua helada rocíe, más espesa se vuelve la mezcla, hasta que, es decir, alcanza el espesor máximo, momento en el que agregar más agua la diluye nuevamente. Proceda lentamente, agregando el agua gradualmente, cucharada a cucharada, hasta que los resultados sean de su agrado.

Agregue el aderezo a las papas mientras aún están calientes, para que puedan absorber la mayor parte del sabor (una buena regla para hacer cualquier tipo de ensalada de papas). Deje que las papas se enfríen en el aderezo antes de servir.

La mayoría de las ensaladas de papa requieren algún tipo de allium, ya sea cebolla roja, cebolla blanca, cebollín o chalote. Fui con dos manojos completos de cebolletas aquí. La mitad se carboniza hasta obtener un sabor ahumado y dulce, y el resto se deja crudo, lo que le otorga una nota verde, fresca y aguda que realza el sabor almidonado. Si agrega las cebolletas crudas justo antes de servir, también agregarán un crujido, ya que no tendrán la oportunidad de ablandarse y marchitarse.

Luego sirva esto en su próxima comida al aire libre. No importa qué tan alto suba el mercurio, esta ensalada de papa complacerá a la multitud.

Receta: Ensalada Vegana De Patata Con Tahini